¡Asegúrate!

03-01-2021

Volver al Blog Tu seguridad 

Los expertos en tecnología cibernética insisten cada vez más en que los usuarios se cuiden de los fraudes de los que pueden ser víctimas mientras navegan en las  profundas “aguas” del Internet.

Leer y mantenerse informado es clave, pues no se trata de una tarea sencilla pero tampoco imposible, así podrás detectar esas trampas disfrazadas y evitar que te “pesquen”. Recuerda que la protección de tus datos personales es un Derecho Constitucional y la privacidad, un derecho consagrado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Por eso su violación es considerada un delito con castigo de uno hasta 30 años de prisión, según sea el caso. 

Las estafas cibernéticas más conocidas son el phishing y el vishing. La primera consiste en conseguir mediante correo electrónico información sensible o privada, como claves bancarias, usuarios, datos de cuentas o tarjetas de crédito, haciéndose pasar por una fuente confiable, como la de una entidad bancaria u otra de carácter gubernamental o privado.

En el caso del vishing, se puede intuir por su nombre que es una mezcla de phishing con “algo más”: la voz. El robo se ejecuta vía teléfono e internet, por eso algunos le llaman el “phishing new age” o la nueva era del phishing. El vishing se propone suplantar la identidad del usuario mediante un VoIP (Voice Over Internet Protocol por su siglas en inglés), en la que imitan una voz automatizada similar a la que tienen los bancos. 

¿Cómo evitarlo? Te compartimos algunas pistas: 
•  La primera manera de olfatear un engaño es sabiendo que nunca un banco ni otra institución respetable te pedirá información confidencial a través de un correo o una llamada telefónica. Nunca. 
• Revisa bien las direcciones web. Una sola letra que falte o sobre; o que esté escrita incorrectamente, altera la veracidad de la fuente. 
•  No accedas a cuentas bancarias u otras páginas que requieran informaciones personales, como tus números de tarjeta de crédito, en dispositivos públicos. 
• Tampoco se recomienda hacer transacciones a través de redes wifi abiertas, pues dichas conexiones no se consideran seguras. 
•  Dile no al correo basura o “spam”, muchos mensajes de phishing se distribuyen por esa vía. 
•  Evita hacer click en un enlace, es preferible escribir la dirección directamente en el buscador. 
•  Verifica siempre la fuente que te solicita información. Si crees necesario hacer una llamada, busca el número; no marques directamente desde la página web o desde el sms que recibas al celular. 
•  Vigila tus cuentas bancarias con frecuencia. Ante cualquier movimiento desconocido, comunícate de inmediato con uno de tus oficiales. 

República Dominicana cuenta con una ley de seguridad y delito electrónico (cyber security and crime), promulgada el 23 de abril de 2007. Es la Ley 53-07 sobre crímenes y delitos de alta tecnología. ¿El propósito? Aunque no lo puede eliminar, busca crear reglas que sancionen las irregularidades y al menos así disminuir los riesgos al navegar en el ciberespacio. 

También te puede interesar:  

Volver al Blog Tu seguridad